¿Cómo se usa un desfibrilador? Descúbralo en ésta guía práctica

¿Qué es un desfibrilador cardíaco?

El desfibrilador es un aparato pequeño que funciona con baterías, viene acompañado de un cable de corriente eléctrica, dos electrodos anchos, gel, tijeras, papel absorbente  y una máquina de afeitar desechable. Cabe mencionar que, existen electrodos más pequeños que producen descargas eléctricas de menor intensidad, básicamente hecho para niños. Existen dos tipos principales de desfibriladores cardíacos disponibles para todo el público: desfibriladores semiautomáticos y desfibriladores automáticos.

La desfibrilación, también conocida como descarga eléctrica externa o cardioversión, consiste en administrar una corriente eléctrica al corazón cuando este deja de latir o tiene ritmos anormales. En este caso, cuando el corazón no puede asumir su rol de bomba de sangre, el desfibrilador cumple una función muy importante. También cabe señalar que, este es un instrumento de primeros auxilios que tiene como objetivo restaurar un ritmo cardíaco normal para la víctima.

¿Cómo y cuando utilizar un desfibrilador cardíaco?

Se debe usar un desfibrilador en casos muy específicos, es decir, solo cuando una persona está en paro cardiopulmunar. El paro cardíaco de la victima ocurre cuando la victima está inanimada, no responde a los estímulos y no respira. Cuando se encuentre en esta situación de emergencia en un lugar publico y tenga acceso a un desfibrilador cardíaco(generalmente está dentro de un soporte mural), debe seguir los siguientes 3 pasos:

:

  1. Llamar a emergencias: En un paro cardíaco el tiempo es primordial, cuanto antes sea atendida la víctima, mayores posibilidades de supervivencia tendrá, por esta razón llame al 112.
  2. Realizar un masaje cardíaco: luego de haber realizado un masaje cardíaco durante 2 minutos, se recomienda hacer uso del desfibrilador. No dude en consultar nuestra guía sobre como realizar un masaje cardíaco, esta le será de gran ayuda.
  3. Desfibrilar: una vez que tenga el desfibrilador en sus manos, prendalo de inmediato. Luego, debe colocar los electrodos en el paciente (verificando que la superficie este seca), generalmente un diagrama le indicará la ubicación de estos. Respecto a lo anterior, el primer electrodo se coloca debajo de la clavícula derecha y el otro en el lado izquierdo del tórax, de 5 a 10 cm por debajo de la axila. Cabe señalar que, algunos modelos de desfibriladores van acompañados de un kit de afeitado de emergencia, el cual se puede utilizar en caso de que la victima tenga demasiado vello, ya que esto puede impedir que los electrodos se adhieran correctamente al torso.

Estos pasos pueden salvar la vidas, por eso es muy importante conocerlas para aplicarlas adecuadamente en caso de enfrentarse a este tipo de situación de emergencia. ¡Si desea saber más sobre las maniobras de primeros auxilios, lea nuestro artículo!

¿Dónde localizar un desfibrilador?

Muchos desfibriladores automáticos se han puesto a disposición en establecimientos públicos. ¿No sabe cómo ni dónde localizar un desfibrilador cardíaco? Pues algunas organizaciones están encargados de enumerar todos los DEA activos para que pueda encontrar de forma rápida y fácil un desfibrilador a su alrededor. La Fundación Española del Corazón (FEC), la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y Cruz Roja Española han creado la aplicación «Ariadna», la cual le ayudará a ubicar el desfibrilador que este más cerca a usted.

Recuerde que antes de buscar un desfibrilador para salvar la vida de una persona, es necesario que se comunique con el Servicio de Atención Medica de Urgencia (SAMU) al 112.

El desfibrilador es obligatorio en los lugares públicos

Los establecimientos comerciales, colectivos, públicos, aeropuertos y otros más están obligados a contar con un desfibrilador (DEA) para poder enfrentar cualquier situación de emergencia. Asimismo, el desfibrilador tiene que estar registrado y evaluado para garantizar su funcionamiento.

Por otra parte, es importante que el desfibrilador se encuentre ubicado en un lugar visible y de fácil acceso para todas las personas. De igual modo, debe contar con una buena señalización para identificar rápidamente la localización del DEA.

Desfibrilador | Extintor de incendios | Zulio | Flickr

¿Cómo funciona un desfibrilador?

Una vez que el desfibrilador este encendido y los electrodos estén instalados correctamente en el paciente, el dispositivo va a proceder al análisis, es decir, va a realizar un estudio de la actividad eléctrica del miocardio y decidir si es conveniente o no realizar una descarga eléctrica. Durante este proceso no debe tocarse a la víctima para no interferir en el diagnóstico. Sin embargo, este procedimiento es bastante rápido, dado que el tiempo se agota durante el paro cardíaco.

Ahora bien, existen 2 tipos de desfibriladores los cuales son:

El desfibrilador automático:

Si el desfibrilador es completamente automático administrará directamente la descarga eléctrica indicándolo con una señal sonora. Este tipo de aparato es perfecto para un uso destinado al gran público. Igualmente, es fácil de usar puesto que al ser automático, no hay que presionar ningún botón para activar la estimulación eléctrica.

El desfibrilador semiautomático:

Esta categoría de equipos de reanimación requiere que se presione un botón para iniciar la descarga. Por lo demás, el funcionamiento de los desfibriladores automáticos y dispositivos semiautomáticos sigue siendo muy similar.

Para usar cualquiera de los dos tipos de desfibriladores, es importante que no se acerque demasiado a la victima para así evitar recibir parte de la descarga eléctrica. Además de esto, debe tener en cuenta que el dispositivo le indicará si la descarga fue suficiente o no para reiniciar el funcionamiento del corazón. Si este no es el caso, debe continuar con el masaje cardíaco antes de hacer un diagnóstico. Cabe señalar que, si el procedimiento es exitoso y la victima respira nuevamente pero permanece inconsciente, esta debe ser colocada de manera lateral, con el fin de evitar la obstrucción del tracto respiratorio en caso de vómitos. Si el paciente recupera la memoria luego de haber suministrado la descarga, los electrodos deben dejarse en su lugar, con el desfibrilador encendido y hay que esperar el tratamiento por la parte del médico.

Incluso en caso de supervivencia, debe tenerse en cuenta que la victima puede tener secuelas neurológicas irreversibles. Sin embargo, sin un tratamiento inmediato, las posibilidades de supervivencia son mínimas, ya que más del 90% de los paros cardíacos son fatales. Por esta razón, es esencial equipar los lugares públicos con desfibriladores externos, asegurando que estos sean claramente visibles y de fácil acceso para evitar perder el tiempo en estas situaciones críticas. También es importante revisar que el equipo este en buen estado y es necesario capacitar al público en primeros auxilios.

Por otro lado, cabe resaltar que en el mercado existen desfribriladores de entrenamiento creados especialmente para la formación de equipos de rescate y para todo tipo de público. Estos aparatos están programados para simular distintos escenarios con diferentes ritmos cardíacos, que en ocasiones necesitan de una descarga eléctrica.

Para terminar, es evidente que contar con un desfibrilador externo es esencial para el público general, dado que por medio de este instrumento se pueden salvar vidas. De igual forma, la capacitación de primeros auxilios en adultos en importante, dado que permite que los individuos estén preparados para usar un desfibrilador y otros dispositivos médicos, en caso de pasar por diversas situaciones de emergencia. Para la compra de un desfibrilador, le recomendamos visitar nuestra amplia gama de estos dispositivos en nuestro sitio web de Girodmedical.

¡Síganos en nuestras redes sociales, para recibir las últimas noticias! FacebookPinterest y Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.