06hospital_262522d88ff2113852ce974a323df3a9-1-310x150

Los diferentes métodos anticonceptivos

Des de la revolución sexual en los años 60, el acto sexual ya no es solo asociado a la procreación. Los muros se liberaron y los métodos anticonceptivos se generalizaron. Cada solución anticonceptiva tiene ventajas e inconvenientes. Estos dependerán del modo de vida, de la situación afectiva y de las condiciones de salud en las que se encuentren las personas a las que concierne. Los métodos anticonceptivos se dirigen esencialmente a las mujeres aunque es a los dos sexos a los que concierne la cuestión.

 

Anticonceptivo oral u hormonal

 

medications-342462_960_720

 

Comúnmente llamada píldora, esta forma anticonceptiva es la segunda más utilizada en España por detrás del preservativo masculino. Si se toma correctamente, su eficacia es superior al 99,7%. El inconveniente de este método de anti-concepción oral es que hay que tomarlo a diario y a la misma hora. Por lo que puede olvidarse fácilmente y la protección entonces, no sería eficaz.

Existen varios tipos de píldoras, las combinadas (estrógenos y progestágenos) o las de progestágeno. También existen diferentes generaciones de píldoras combinadas. Las de la primera y segunda generación fueron las primeras a ser propuestas e el mercado y contienen progestágenos diferentes a los de las generaciones siguientes. Estas últimas (tercera y cuarta generación), reducen los efectos secundarios de la píldora como el acné, la hinchazón, los dolores mamarios, etc. Estas píldoras tienen un riesgo a causar una trombosis venosa superior al de las generaciones anteriores, lo que explica por qué son recetadas sólo cómo segunda opción.

 

Dispositivo Intrauterino (DIU)

 

El DIU es un dispositivo intrauterino que se inserta en el interior de la vagina de la paciente por un médico o una matrona cualificada. Existen dos tipos de DIU, de cobre u hormonal. Este tipo de dispositivo anticonceptivo es aconsejado para las mujeres que tienen una relación sentimental estable con un compañero similar. Según el modelo, es posible conservar el DIU entre 4 y 10 años, sin embargo, un control anual permite verificar que el dispositivo está bien colocado.

 

El implante

 

El implante tiene forma de bastoncillo de sólo unos centímetros de largo. Se implanta bajo la piel del brazo por una matrona o un ginecólogo con la ayuda de una aguja. Difunde la misma hormona que la píldora de progestágeno y se difunde de forma continuada a la sangre. El implante se coloca y dura 3 años, al final de estos 3 años,  el médico efectúa una pequeña incisión bajo anestesia local y retira el implante. Es igual de eficaz que un anticonceptivo oral pero con la ventaja de que se difunde continuamente por lo que no ha ningún riesgo de olvidarlo.

 

El preservativo masculino y femenino

 

 

condom-538601_960_720

 

El preservativo masculino es el método anticonceptivo más utilizado. Se coloca en el pene en erección antes de la penetración. Además de evitar un embarazo, también protege contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Normalmente son de látex, pero también existen preservativos de poliuretano para las personas alérgicas al látex.

El preservativo femenino (de nitrilo sintético o de poliuretano) no es tan usado como su versión masculina. Se coloca en la vagina unos minutos o unas horas antes de que se produzca el acto sexual y también protege de las ETS.

Los dos métodos no se deben usar a la vez pero sí que son compatibles con los otros tipos de métodos anticonceptivos (la píldora, el DIU, el implante, etc.)

 

El método natural

 

En el pasado, las mujeres no tenían métodos anticonceptivos y tenían que usar métodos más tradicionales. Algunas personas usan aún estos métodos hoy en día, sobretodo las personas que no toleran los otros métodos anticonceptivos.

Hay dos posibilidades de evitar el embarazo no deseado de forma “natural”. La primera de ellas es la del coitus interruptus, que consiste en interrumpir el acto sexual justo antes de la eyaculación para evitar que el esperma entre dentro de la vagina y evitar así, la fecundación. Este método no es del todo fiable y puede ser difícil de aplicar.

La otra opción natural es la abstinencia, que consiste en calcular los días de fertilidad que preceden la ovulación. Para aplicar este método, hace falta tener un ciclo regular, para que el número de días entre las reglas sea siempre el mismo. Este método no funciona sistemáticamente a causa del carácter imprevisible que tiene a veces la ovulación.

Existen otros métodos como el anillo vaginal, el capuchón cervical, el diafragma, los espermicidas, etc. Pero estos métodos son bastante menos aprobados por la mayoría.

 

La solución anticonceptiva de urgencia

Es posible obtener un píldora del día de después en una farmacia y sin receta médica si se ha producido un acto sexual la noche anterior o el día de antes de tomar el medicamento, si las personas en concreto no han usado ningún método anticonceptivo. Esta es una solución de emergencia y de carácter excepcional por lo que no es posible recurrir a este método de forma regular como método anticonceptivo.

A pesar de todas las soluciones que existen, anunciadas aquí arriba, es posible que se produzca un accidente. Si el test de embarazo es positivo, es posible pensar en interrumpir el embarazo no deseado, realizando una IVG (Interrupción Voluntaria del Embarazo) con medicamentos o por cirugía. La primera solución es posible hasta el final de la 7ª semana. Pasadas estas semanas, se tiene que realizar el aborto por cirugía hasta la semana 12.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *