Enfermera, una profesión polivalente

La enfermera o enfermero debe ayudar al médico en la atención al paciente, proporcionando a este último los cuidados médicos generales.

Ellos acompañan al paciente a lo largo del diagnóstico, realizando muestras de sangre o llevándolos a las pruebas de radio. Vigilan su estado de salud, midiendo la tensión o tomando su temperatura para verificar si tienen fiebre. El personal de enfermería realiza también diferentes cuidados médicos como el cambio de apósitos y tiritas o la puesta de inyecciones. Si esta especializado en cirugía, él asiste la cirugía durante la operación, y realiza la preparación del paciente antes de la misma.

La enfermera o enfermero puede igualmente ayudar al paciente a realizar tareas cotidianas como vestirse, comer, si el paciente no tiene la capacidad de realizarlas por si mismo.  Las enfermeras de geriatría están especialmente preparadas para la pérdida de autonomía de sus pacientes.

Las cualidades requeridas para ser enfermera

pasillo_hospital

La profesión de enfermería tiene numerosas especialidades y puede ser realizada en hospitales, ambulatorios, colegios, residencias de ancianos o en clínicas privadas, entre otros. Las condiciones de trabajo son diferentes según el lugar de trabajo, pero de manera general se trata de una profesión que requiere de una gran fortaleza física y mental, especialmente para las enfermeras de noche que se ven obligadas a llevar una vida con unos horarios completamente diferentes a los de la sociedad en general. Además, se trata de una profesión que requiere de una gran disponibilidad, especialmente el fin de semana. Esta profesión es ejercida por personas apasionadas que dedican una gran parte de su tiempo a los pacientes. Es necesario saber que en función de la personalidad y las expectativas de cada uno, es posible ejercer el trabajo en diferentes condiciones que pueden tener un impacto significativo sobre el papel y las tareas a desarrollar. De hecho, el servicio de urgencias, es adecuado para las personas que buscan una dosis de adrenalina y que son capaces de manejar un alto nivel de estrés. Por el contrario, una enfermera escolar disfrutará de un horario fijo en un ambiente menos estresante.

De forma general, para realizar esta profesión es necesaria sangre fría y una gran fuerza mental para hacer frente al dolor y sufrimiento de los pacientes y a la angustia de sus allegados. Es también necesario tener una gran empatía para acompañar psicologicamente a los pacientes durante las diferentes etapas de su hospitalización, especialmente en el marco de los cuidados paliativos.

Una ropa médica adecuada es fuertemente recomendado para realizar la profesión de enfermería. Es importante equiparse correctamente. Utilizar una túnica para enfermera o una bata médica permite proteger la ropa de posibles salpicaduras de sangre u otros líquidos. Los uniformes médicos cuentan generalmente con un bolsillo para guardar los bolígrafos y los pequeños instrumentos médicos como una lámpara de diagnóstico médico. Las enfermeras y enfermeros utilizan también zuecos sanitarios especialmente creados para ser más confortables para los pies a lo largo de las largas jornadas de trabajo.

Estudios para trabajar de enfermera

enfermeras_estudios

Para ser enfermero/a se debe realizar la carrera de Enfermería a la que se accede una vez realizado el bachillerato en ciencias de la naturaleza y de salud o tras terminar cualquier ciclo formativo superior en ciencias de la salud. La carrera de enfermería tiene una duración de 4 años y se puede realizar tanto en universidades públicas como privadas de toda España. Es posible especializarse en pediatría, anestesia o incluso llegar a ser enfermero/a de salas de operaciones después de un periodo de prácticas profesionales y de un entrenamiento. Después de 5 años de experiencia como enfermera, es posible acceder a un puesto directivo manejando diferentes equipos en el sector de la salud.

Durante el periodo de formación, los estudiantes de enfermería acumulan importantes conocimientos teóricos, pero también realizan importantes ejercicios prácticos de diversos cuidados médicos. Siempre que sea posible, los estudiantes practican con dispositivos pedagógicos específicos como el maniquí para el cuidado del paciente P10 3B Scientific. Estos instrumentos didácticos permiten formar todavía mejor a los futuros enfermeros ante diferentes situaciones médicas posibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.