table-electrique-3-plans-barre-peripherique-ecopostural-c5547_2

5 consejos para mantener vuestra camilla de masaje

Las camillas de masaje y de examen se pueden usar tanto en el área estética como en la médica, sin embargo, sea cual sea su uso están preparadas para recibir personas tumbadas con el objetivo de recibir un tratamiento o una cura, sin tomar las buenas medidas para proteger vuestra camilla, esta se estropeará irremediablemente.

Para el mantenimiento de vuestra camilla de masaje y de examen, Girodmedical os aconseja:

 

1.Practicad la disciplina apropiada a la camilla que tenéis

En lo que a la camilla se refiere, las opciones son múltiples  y a veces los catálogos son muy densos, no obstante, hay que tener en cuenta la actividad que vamos a realizar antes de invertir en una camilla de masaje, ya que hay riesgo de dañarla si no es una camilla adaptada.

Para empezar, la mayoría de camillas de masaje plegables no pueden aguantar una carga de peso muy elevada, por lo que no se adaptan para acoger a dos personas; la persona que recibe el masaje y el masajista. Para la práctica de masajes como el Shiatsu por ejemplo, se recomiendo adquirir una camilla lo suficientemente solida, por lo que se recomienda realizar el masaje en el suelo con una esterilla o colchón, ya que de lo contrario la camilla de masaje se podría romper o debilitar el cuadrante, a nivel de los puntos de apoyo de los pies y las rodilla del practicante.

 

2.Utilizad una funda de protección papel de protección

Es importante proteger la camilla de masaje para hacer que dure el máximo de tiempo posible, ya que el revestimiento de los asientos de algunas camillas es sensible a los aceites de masaje o incluso al sudor. Estos asientos pueden ser de varias materias: de tela, de látex o de polipiel.

A parte de ser un problema de higiene evidente, los líquidos varios que están en contacto con la camilla pueden ensuciarla de forma permanente si no se lava de inmediato, incluso pueden agrietarla si el tejido está impregnado de líquido y se seca. Para una protección óptima de las camillas de masaje las que se usa regularmente para tratamientos que van des de los 30 minutos hasta más de 2 horas se recomienda utilizar una funda de protección acolchada como las de la Ligne K que se pueden lavar a máquina y que añaden un poco mas de comodidad a los pacientes.

 

housse-pour-table-de-massage-en-eponge-ligne-k-300x300

Para las camillas de exámenes médicos, como los pacientes se encadenan uno después del otro y a menudo sólo se dispone de unos minutos entre uno y otro, en este caso recomendamos los rollos de papel para camillas de exámenes de uso único ya que son necesarios y permiten proteger eficazmente las camillas de forma económica. Además de proteger dl sudor que pueda haber de los pacientes, el papel de examen evita que la ropa estropee el tejido del asiento de la camilla, de los botones de metal, de la ropa sucia o incluso de los pantalones que destiñen.

 

3.Evitad una exposición prolongada de vuestras camillas a los rayos infrarrojos

Un cierto número de terapias de bienestar, sobretodo ésas basadas en el calor para ayudara  a la circulación sanguínea se practican con lámparas infrarrojas, las cuales no se recomiendan para un uso prolongado cuando estas enfocan a una parte de la camilla. De la misma manera que pasa con la piel, el calor penetrará en el tejido, sin embargo, este corre el riesgo de deformarse y con el tiempo de romperse.

También hay que vigilar en colocar correctamente vuestras lámparas de infrarrojos para que traten bien las zonas deseadas, podéis proteger la camilla con una funda de la misma materia que para protegerla de los líquidos.

 

4.Evitad las atmósferas húmedas

Las camillas de masaje, aunque disponen por lo general de una capa de pintura anti-óxido, no se recomiendan para ser utilizadas en un ambiente húmedo. Algunos profesionales proponen masajes en una sauna o incluso masajes con chorros de agua, si se da este caso, es obligatorio tomar las precauciones necesarias para evitar dañar la camilla de masaje utilizada; no poner la camilla dentro de la sauna o en cualquier otro lugar húmedo una vez el tratamiento haya finalizado, se puede proteger con una tela impermeable. En caso de daños por agua o inundaciones, las camillas de madera y las camillas eléctricas son las primeras en sufrir desperfectos importantes.

Para las camillas de masaje eléctricas, estas cuentan con un motor en la parte baja de su estructura que tiene que conectarse a la corriente eléctrica, por lo que son particularmente sensibles a las zonas húmedas.

Las camillas con una estructura de madera, como la mayoría de camillas de masaje plegables tienen que usarse en un ámbito seco; la madera húmeda pierde solidez y puede que se rompa, además de podrirse si no se mantiene correctamente, sin embargo, la estructura de madera se encuentra en el interior del asiento y no es accesible.

Una camilla húmeda también puede que se dañe a nivel de las costuras de los tejidos, que se rompen fácilmente, y las grapas que sujetan el tejido del asiento sobre este mismo se pueden oxidar.

 

5.Lavad vuestras camilla con los productos adaptados

A pesar de las protecciones, siempre es necesario cuidar vuestra camilla de masaje entre dos sesiones para retirar los posibles restos de aceites de masaje que se podrían haber filtrado, sobretodo hay que insistir a nivel del cabezal ya que el paciente siguiente pasará seguramente una buena parte de la sesión con la cabeza encajada ahí.

Para limpiar vuestra camilla es obligatorio, para empezar, evitar soluciones a base de alcohol y productos abrasivos que podrían deteriorar rápidamente la superficie del asiento. Los ácidos de las soluciones con limoneno también pueden ser particularmente corrosivos para los tejidos.

Para un lavado simple y eficaz, os recomendamos usar agua con jabón para retirar las posibles manchas de aceite con una esponja sin rascador, también podéis desinfectar vuestra camilla con un desinfectante suave y no agresivo o también se puede pasar unas toallitas de limpieza sobre la camilla. Asegurad siempre que el tejido no absorba demasiada agua.

 

 

ca832c1a57fa85d7a1286971b7200ed045c9ab31

Si tenéis una camilla de masaje plegable, vigilad que esté bien seca cuando la vayáis a plegar y guardar en vuestra funda de transporte.

One thought on “5 consejos para mantener vuestra camilla de masaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *