medicina_estetica

La medicina estética

Si se quiere solucionar un problema estético superficial o grave, hay dos profesionales de la salud que cuentan con las competencias para intervenir: el dermatólogo y el cirujano estético.

El dermatólogo

dermatologo

El dermatólogo trata los problemas de piel como el acné, los eczemas, la psoriasis, la urticaria, las verrugas, el herpes y todas las enfermedades que alteran la salud de la dermis y la apariencia física del paciente. El dermatólogo vigila también la evolución de los lunares y verifica si existe algún riesgo de transformación en melanoma maligno (cancer de piel). Este especialista puede realizar un examen en profundidad para detectar lesiones cutáneas de riesgo con la ayuda de una herramienta de diagnóstico específica conocida como dermatoscopio.

El dermatólogo trata igualmente los problemas que afectan a las uñas y al pelo, y puede también encargarse del tratamiento de enfermedades venéreas y de transmisión sexual.

Ciertos dermatólogos tienen además las competencias para realizar la depilación permanente. La vellosidad no es un riesgo para la salud, pero a menudo es considerada como no estética, y es por ello que las mujeres buscan deshacerse de ella, a veces utilizando métodos tradicionales (cuchilla, cera, depiladora). Estos métodos representan algunas limitaciones importantes y deben ser utilizados con mayor o menor regularidad.

Desde hace algunos años, innovadoras tecnologías permiten a las mujeres depilarse de forma definitiva. Este proceso puede realizarse en una clínica dermatológica.

Existen 3 métodos de depilación definitiva:

  • Depilación por laser
  • Depilación por luz pulsada
  • Depilación eléctrica

Los tratamientos por laser permiten igualmente reducir ciertas marcas de la piel, eliminar los tatuajes, y disminuir los signos de la edad así como las cicatrices.

Algunas marcas proponen dispositivos portátiles de luz pulsada como el aparato de depilación Beurer IPL 6000 SatinSkin Pro, que permite una depilación profesional en casa.

El cirujano estético

cirugia_estetica

El cirujano estético interviene cuando los tratamientos con cremas o por vía oral no son suficientemente eficaces para solucionar determinadas lesiones cutáneas. El cirujano puede realizar operaciones para reparar la apariencia física de una persona que haya sufrido un accidente corporal grave (incendio, contacto directo con un producto químico peligroso, accidente en carretera, etc…) Estos traumatismos pueden provocar graves secuelas que necesiten de una cirugía reparatriz. Ciertas operaciones permiten al paciente desfigurado recuperar una apariencia decente y realizar una vida normal.

Las malformaciones de nacimiento que pueden constituir importantes minusvalías físicas son igualmente reparados por el cirujano estético. Un ejemplo son las rinoplastias que permiten al paciente respirar adecuadamente. El cirujano plástico puede también reducir parcialmente los senos de las mujeres con un pecho demasiado pesado para evitar problemas lumbares.

La cirugía estética está también indicada para aquellas personas que deseen mejorar su apariencia física. Es posible remodelar la cara (nariz, labios, barbilla, etc…), realizar liftings para disminuir los signos de la edad, especialmente las arrugas. Las inyecciones de botox  son también realizadas por el cirujano estético; aunque ésta técnica sea menos invasiva, sigue siendo una mejora estética que requiere la intervención de un profesional médico competente. Existe otra práctica muy popular de la medicina estética, el aumento de pecho, que es normalmente demandado por las mujeres que están acomplejadas por el tamaño de su pecho.

Es posible que el cirujano plástico realice operaciones para ayudar a la pérdida de peso de sus pacientes, colocando, en casos determinados, bandas gástricas o llevando a cabo liposucciones para eliminar los depósitos de grasa y remodelar así la silueta. Existen otras operaciones del mismo tipo como la dermopilectomía o la abdominoplastia.

Es posible mejorar estéticamente todas las partes del cuerpo. De hecho, en los últimos años la cirugía íntima con fines puramente estéticos ha experimentado un gran desarrollo y actualmente cuenta con un gran número de seguidores.

Sin embargo, pese al aumento exponencial en los últimos años de intervenciones de cirugía estética, no hay que olvidar que ésta es una práctica que afecta directamente a nuestra salud. Es indispensable informarse de la calidad del centro, de si el médico cuenta con la formación adecuada para realizar el tipo de intervención deseada y de la calidad de los materiales quirúrgicos empleados. El uso, por ejemplo, de bisturís estériles, ya sean desechables o no, es imperativo en toda operación. Existen diferentes tipos de bisturís, su forma y tamaño dependerán del uso y del lugar anatómicos sobre el que se hará la incisión. La hoja del bisturí normalmente es plana y recta para realizar fácilmente cortes en línea, asimismo las hojas están numeradas según su forma y el tipo de corte que realiza; los mangos normalmente son ergonómicos para facilitar su sujeción y, al igual que las hojas, están numerados del 1 al 15.

Bisturía Estériles Swann Morton n°11 caja de 10
Bisturís Estériles Swann Morton n°11 caja de 10

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *