Servicio Cliente Gratuito : 912 694 250

Satisfecho o reembolsado bajo 15 días

Material Medico para profesionales y particulares
0 Mi cesta Mi cuenta Grandes cuentas
¡Quédate con nosotros!
DESCUENTO DE 5%*
Gastos de envió gratis desde 150 €
Oferta especial febrero
Con el código
WELCOME61

Manta eléctrica

La mejor manta eléctrica del mercado y al mejor precio

 

Manténgase Caliente durante las largas noches de invierno sin aumentar la factura eléctrica

La manta eléctrica es una manta con un aparato calefactor eléctrico integrado que se coloca generalmente sobre la sábana superior de la cama y le protege eficazmente del frío, tiene una potencia aproximada de 1500W y una buena capacidad para mantener uniformemente el calor. La cobertura eléctrica viene acompañada de un dispositivo eléctrico que lo utiliza para precalentar la cama o bien para que la utilice como cobija durante la noche.

Su flexibilidad y resistencia, le permitirá difundir el calor constantemente durante un periodo de tiempo que va de una hora a nueve horas, pudiendo usarla así, toda la noche para no pasar frío.  El tamaño de la cobertura eléctrica permite utilizarlos de diferentes formas, aunque las más comunes son: como cobija y como cobertor de sofá.
Otra utilidad y no menos importante, es el uso que le damos en caso de enfermedad, como por ejemplo: dolores de espalda, insomnio e incluso dolores musculares. Vea nuestra manta eléctrica Sanitas SHD 80.

Precauciones al utilizar las sabana eléctrica

Para garantizar una mayor seguridad, se deben tomar varias precauciones con respecto al uso y cuidado del producto:

-Evite el contacto con líquidos mientras la manta eléctrica esté cargando o funcionando.

-La cobertura debe estar seca al momento de usarla.

-Si se lavada, asegure de secarla el tiempo necesario. Y no la conecte si aún está mojada o húmeda.

-Se prohíbe el uso simultáneo de objetos de calefacción, como la almohada térmica y la botella de agua caliente.

-Las mantas, no deben iniciarse mientras estén dobladas.

-En ningún caso,  deben colocarse objetos debajo de la cubierta cuanto estos estén activados.

-Evitar el uso continuo.

-Nunca se debe dormir con la programación a su máximo nivel, por el contrario se recomienda dormir con el nivel mínimo.

 

Las mantas se controlas a través de un control conectadas a la smismas a través de un cable. La mayoría de modelos se apagan automáticamente después de cierto tiempo, así como permiten ser lavadas fácilmente y con total seguridad a máquina, para un correcto mantenimiento.

 

En Girodmedical ofrecemos una gran variedad de mantas calentadoras para que encuentre la que más se ajusta a sus necesidades, de esta forma, encontrará mantas eléctricas para la espalda, que se centran en esta parte del cuerpo y/o cuello, como por ejemplo las mantas eléctricas Medisana, especialista en mantas para cuello y nuca. Mantas polares, muy suaves al tacto, se pueden usar tanto en la cama como en el sofá. Y los calientacamas, dispositivos electrónicos que permiten precalentar la cama antes de acostarnos, para que cuando entremos en la cama ésta está bien calentita.

Características técnicas de las mantas eléctricas

Las principales características que debe tener en cuenta a la hora de seleccionar su manta son: el material con que están hechas, la mayoría de mantas están hechas de felpa muy suave, también compare que funciones trae la manta seleccionada y verifique si cumple con su necesidad. Algunas mantas además de tener integrado un interruptor extraíble, seguro triple, control eléctrico de temperatura, vienen con un sistema de desconexión automático tras aproximadamente 3 horas de funcionamiento.

La tecnología  con la que se fabrican estas mantas es sumamente avanzada, lo primordial es garantizar la comodidad así como la seguridad.
Normalmente, los edredones tienen un termostato que se ajusta a la temperatura o la cantidad de calor que la manta produce. Las mantas más grandes suelen tener controles independientes para cada lado de la cama

Las mantas térmicas, se pueden encontrar en varios precios ya que son muchos los detalles que interfieren en su producción, por ejemplo las mantas eléctricas Beurer, que aparte de poseer una gran variedad de productos, recomiendan verificar el funcionamiento cada tres años y un reemplazo cada diez años.


No hay productos que concuerden con la selección.