Servicio Cliente Gratuito : 912 694 250

Satisfecho o reembolsado bajo 15 días

Material Medico para profesionales y particulares
0 Mi cesta Mi cuenta Grandes cuentas
¡Quédate con nosotros!
DESCUENTO DE 5%*
Gastos de envió gratis desde 150 €
Oferta especial abril
Con el código
WELCOME40

Tensiómetro digital

El tensiómetro digital es un aparato electrónico que sirve para medir la presión arterial. La principal ventaja de este tipo de tensiómetro es la facilidad de uso, es un dispositivo que le permite controlar la presión arterial de forma regular desde casa, sin necesidad de trasladarse a su centro médico. Además, su uso está recomendado tanto para adultos como para niños. A continuación, podrá consultar las características principales y una serie de recomendaciones sobre este tipo de tensiómetro para que elija el modelo que mejor se adapte a sus necesidades, tanto si es un particular como si es un profesional.

Tensiómetros digitales, la mejor calidad a su alcance

 

¿Cómo funciona el tensiómetro automático?

El esfigmomanómetro electrónico es un aparato que sirve para medir la tensión arterial. Ésta se define como la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes arteriales cuando es bombeada por el corazón. Existen dos tipos de tensión: la sistólica y la diastólica. La primera tiende a ser controlada, pues si es demasiado alta existe el riesgo de daño cerebral. El segundo tipo de presión se relaciona con la presión baja. Si bien esto no supone ningún riesgo para el paciente, no debe descuidarse por si llega a presentarse algún cambio.

Existen diferentes tipos de aparatos para medir la presión arterial, siendo más valorado el tensiómetro electrónico. El tensiómetro digital es un aparato utilizado para medir la presión arterial tanto en adultos como en niños. La principal ventaja de los tensiómetros electrónicos consiste en su capacidad para vigilar la tensión arterial regularmente desde casa. De esta manera, no es necesario acudir a la consulta del médico pues será muy fácil realizarla por sí mismo. Las medidas pueden ser más frecuentes, lo que permite un seguimiento más completo. Sin embargo, tiene que saber que la auto-medición con un tensiómetro digital no reemplaza el seguimiento realizado por un médico. Aún así el tensiómetro puede ayudar, pues ciertos aparatos registran los datos para después mostrarlos al médico en cada consulta.

Existen dos tipos de tensiómetros digitales: los de muñeca y los de brazo. De estos últimos, el producto estrella es el Omron M3. Este instrumento es el más apreciado por nuestros clientes y el mejor recomendado por los profesionales. Ambos modelos son intuitivos y fáciles de usar. Tienen una gran pantalla LCD con el fin de mostrar con claridad los resultados. Además, sus manguitos son ajustables, para que el usuario se sienta cómodo mientras realiza la prueba. Si usted es un experto de la salud, encontrará que el tensiómetro electrónico profesional Spengler ES-60 sabrá cumplir con todas sus expectativas. Tendrá al alcance un tensiómetro muy eficaz e ideal para usarse en consultorios u hospitales.

GirodMedical pone a su disposición tensiómetros equipados con la última tecnología, lo cual alcanza un nivel de precisión similar al obtenido por el tensiómetro manual de los profesionales. Además, encontrará tanto tensiómetros digitales de brazo como de muñeca, todos dotados de una gran fiabilidad y precisión.


¿Cómo medir la presión arterial con un tensiómetro electrónico?

 

Para realizar un correcto seguimiento de la tensión arterial, se recomienda medirla tres veces por la mañana, antes de cualquier alimento o líquido. En caso de que se deba tomar algún medicamento, mediremos la tensión antes de tomarlos. Es importante tener en cuenta que antes de medir adecuadamente la tensión con un esfigmomanómetro tenemos que sentarnos y relajarnos durante 5 minutos. De lo contrario, si el paciente no se encuentra relajado en el momento de la medición, la prueba puede verse alterada y entonces mostrar un falso resultado.

En primer lugar, apoyaremos el brazo en una superficie plana o en un reposabrazos. A continuación, colocaremos el tensiómetro digital en el bíceps (si se trata de un tensiómetro de brazo). Por el contrario, si se trata de un tensiómetro de muñeca, lo colocaremos en esta parte. Algunos tensiómetros electrónicos empiezan a medir la tensión arterial una vez que detectan su correcta posición. En cuanto a los otros tensiómetros, éstos nos guían para colocarlos bien y una vez hecho esto, podemos empezar a medir la tensión

Para interpretar apropiadamente los resultados, debemos saber que, por ejemplo, si el resultado es 14/8, la tensión arterial sistólica es de 14 y la diastólica es de 8. Los médicos y profesionales de la sanidad recomiendan como valores máximos 14/9, ya que si la tensión arterial es superior, puede implicar un importante riesgo cerebral. Los valores mínimos recomendados son 10/6, si la tensión arterial está por debajo, tendremos hipotensión. Esto no representa necesariamente un riesgo directo, sin embargo se aconseja estar alerta a cambios significativos.


¿Cómo elegir el mejor tensiómetro digital?

El tensiómetro digital es muy fácil de utilizar. Esto lo hace perfecto para el uso particular y se evita, de esta forma, el desplazamiento al consultorio del médico o a una farmacia para conocer su tensión arterial. Este recurso favorece una medición más frecuente y, por tanto, un seguimiento más completo. Como ya sabemos, la auto-medición debe ser supervisada por un especialista de la salud. Por esta razón, se emplean los modelos de tensiómetro electrónico. Éstos guardan los datos registrados, para después enviarse al médico especialista.

Con este objetivo, podrá confiar en el fabricante de tensiómetros OMRON, ya que ofrece los mejores tensiómetros electrónicos del mercado, con una gran precisión y comodidad al colocarse. Disponen de un indicador que señala cuando el manguito está colocado correctamente.

Además, la mayoría de sus modelos cuentan con la tecnología Intellisense™, que detectará automáticamente la presión correcta del inflado. Podrá encontrar también, el tensiómetro digital de brazo Beurer BM 40. Éste tiene una pantalla LCD muy grande que nos guía para colocar el manguito de forma adecuada. Asimismo, indica los posibles errores que pueden presentarse e inicia de manera automática la medida, lo cual resulta ideal para personas mal videntes.

También disponemos de tensiómetros semi-automáticos, para quienes prefieran hinchar el manguito a mano pero quieren disfrutar de las prestaciones de una pantalla LCD, entre otras ventajas. Una de ellas es la detección de latidos irregulares. Por ejemplo, si hay algún error en la medición, el aparato no mostrará el resultado, con el fin de no inducir al error médico. Esto obligará a repetir la toma. También pueden detectar si el paciente tiene el pulso irregular. Incluso, podrá guardar en la memoria las tomas para verlas después o simplemente, efectuar un seguimiento.

Finalmente, los tensiómetros electrónicos con monitor le ayudarán a realizar la medida de la tensión arterial con la ayuda de una pantalla. Ésta muestra, en una escala de 6 colores, los diferentes niveles de presión que puede haber, desde una tensión demasiado baja hasta la tensión peligrosa al ser demasiado elevada.

Si es un médico, en Girodmedical encontrará la mejor selección de tensiómetros aneroides del mercado, los cuales le proporcionarán la mejor calidad con la máxima precisión. Le ofrecemos los recursos para que pueda llevar a cabo sus exámenes médicos de la mejor manera posible.

No hay productos que concuerden con la selección.

Los tensiómetros digitales están equipados con la última tecnología lo que permite un nivel de precisión similar al obtenido por el tensiómetro manual utilizado por los profesionales.

Un elemento diferenciador en los tensiómetros digitales es el lugar en el que se mide la tensión, pudiendo diferenciar entre tensiómetro de brazo o tensiómetro de muñeca, la única diferencia entre ambos es el lugar en el que se coloca el manguito (en el brazo o en la muñeca respectivamente). Aunque el tensiómetro digital de brazo es más complicado de colocar que el tensiómetro de muñeca, éste cuenta con gran prestigio entre los profesionales de la salud gracias a su gran fiabilidad. Esto se debe a que la medida de la tensión arterial debe hacerse con el manguito colocado a la altura del corazón; en el tensiómetro de brazo el manguito se ajusta al biceps por lo que siempre va a estar colocado a la altura adecuada garantizando una correcta lectura de resultados. Sin embargo, los tensiómetros digitales, principalmente el tensiómetro homologado, incluyen una función que indica la correcta posición del manguito para facilitar todavía más su uso, éstos no inician la medición hasta que no están correctamente colocados. Asimismo, la tecnología incluida en unos y otros varía según el modelo, pudiendo tener más o menos memoria, transferencia de datos directa a un ordenador, etc…